Cinta de correr

La cinta de correr se ha convertido en un miembro más de la familia de muchos de nosotros. Trotamos con frecuencia aunque no por la calle o por el parque, sino en un rincón de nuestra casa. Hay que tener en cuenta que si vives en una ciudad ventosa o en un área muy lluviosa, o porque simplemente te ponen nerviosos los cruces de coches en los que el semáforo te corta el ritmo; este producto te cambiará la vida.

Hombre fuerte corriendo en cinta de correr
Trotar en cinta de correr es un placer

Comprar cinta de correr

Si los argumentos del párrafo anterior no te han convencido, quizás si lo hagan los que vamos a exponer a continuación. En primer lugar, la cinta de correr te permite mantener un ritmo estable durante el tiempo que tu quieras, a una velocidad determinada y controlando en todo momento la inclinación. Además, en algunos modelos, podemos apoyar las manos y podemos medir nuestro ritmo cardíaco y otras métricas de salud, al igual que la App de Nike Training.

pies sobre una cinta de correr
La treadmill o cinta de correr está muy de moda

¿Y es seguro?

Para los principiantes recomendamos empezar con poca velocidad porque es cierto que hay que acostumbrarse a la cinta de correr. En realidad, hay que cambiar el chip y asumir que no corremos sobre el suelo, sino que el suelo avanza bajo nuestros pies y solo tenemos que dar los saltos necesarios para quedarnos estáticos en el mismo lugar.

Pero en muchos modelos, viene incluido un sistema de seguridad que enganchamos a la goma de la cintura de nuestro pantalón y en caso de caída, la máquina se para súbitamente, evitando así un posible accidente que podría provocarse con la cinta de correr en movimiento.

Cinta de correr en un rincón con una ventana al fondo
La cinta de ocurra ocupa bastante sitio pero algunos modelos pueden plegarse

¿Qué cinta de correr debo comprar?

Pues debes tener bien claro el uso que le vas a dar porque si la usas con mucha frecuencia, cuanto más completa sea la cinta mejor. La inclinación va muy bien para los entrenamientos específicos y para huir de la monotonía.

También debes pensar si la quieres para correr cuando haga mal tiempo o si, por el contrario, la vas a usar siempre, porque hay modelos específicos llamados mecánicos que no mueven el suelo bajo nuestros pies, sino que lo impulsamos nosotros y es mucho más realista.